La inflación, una de las problemáticas que se tratarán en la XV edición del Seminario de Aperitivos

Bajo el lema ‘La quinta dimensión de los snacks’, el 29 de septiembre, se celebrará la XV edición del Seminario de Aperitivos. En el Hotel NH de Madrid se darán cita ponentes, expertos y profesionales del sector de los snacks que presentarán las novedades, innovaciones y tendencias, además de abordar las problemáticas a las que se están enfrentando las empresas durante estos meses.

Estos dos últimos años han sido complicados para el sector. A los cambios de hábitos producidos por la pandemia del Covid-19 se suma ahora la guerra de Ucrania, con consecuencias como la inflación, que está afectando directamente a las empresas. Durante la jornada, los ponentes analizarán el presente y el futuro del mercado, estableciendo pautas a seguir para paliar el efecto de estas problemáticas sobre la cadena de producción.

Desabastecimiento y subida de los precios, consecuencias directas de la guerra

En una sociedad globalizada, las consecuencias de la guerra en el este de Europa, debido a la invasión rusa de Ucrania, traspasa las fronteras, causando desajustes en los mercados europeos y mundiales. La situación de incertidumbre actual está obligando a las empresas a vivir el día a día.

El incremento del precio de las materias primas, del carburante y de la energía ha provocado un aumento de los costes en la cadena de producción, provocando una situación inflacionaria.

Las empresas se encuentran ante la complicada decisión de asumir esas pérdidas, para que afecten en menor medida al consumidor final, que está notando una subida en el valor de su cesta de la compra. U optar por incrementar los precios de los productos terminados, para sufrir los menores daños posibles. Esto puede conducir a que los hogares retrasen sus decisiones de consumo, que se decanten por marcas más baratas o que sus decisiones estén condicionadas por las promociones y los descuentos.

El aceite de girasol, uno de los ingredientes más perjudicados

Dentro del sector del dulce y el aperitivo, el aceite de girasol es muy utilizado, ya que no altera el sabor de los alimentos terminados. España compra gran parte de este ingrediente al país ucraniano, por lo que ha sido uno de los afectados directamente por esta inestable situación. Pasados unos meses, el mercado español está investigando alternativas para conseguir reducir las consecuencias derivadas de esta problemática.

Muchas empresas están cambiando de proveedores o están buscando sustitutivos con los que poder seguir ofreciendo la máxima calidad de sus productos. Por su parte, la UE está tomando medidas para mejorar el autoabastecimiento de los países, permitiendo el cultivo en zonas no permitidas por la PAC hasta ahora, y flexibilizando el uso de otro tipo de aceites.

A pesar de ello, el precio de los aceites vegetales ha aumentado, aunque la subida es más ligera que en marzo o abril. En el XV Seminario de Aperitivos las empresas del sector, junto con los ponentes invitados, podrán poner en común sus inquietudes y perspectivas futuras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *